QUIERE CANDIDATA ECOLOGISTA SACAR A PANDILLEROS DE LA DELINCUENCIA

La participación de jóvenes en pandillas se debe a factores como la pobreza, exclusión, marginalidad, abandono familiar y represión policial.

La candidata al Senado por el Partido Verde Sarai Ornelas declaro que se debe reconstruir el tejido social, el cual en los últimos años se ha destruido, entre otras cuestiones, por la deserción escolar y la precariedad laboral que reina en el país, pues los jóvenes que no tienen alguna formación escolar los obliga a tener trabajos informales o enrolarse al crimen organizado, siendo utilizados como carne de cañón, subrayó.

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en 2014 residían 29.9 millones de jóvenes de 15 a 29 años de edad en México, lo que representa 24.9 por ciento de la población total.

Sin lugar a dudas este grupo poblacional es en mayor medida la fuerza laboral, social, económica política y cultural del país, por ello se debe reformar la Ley del Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve), con la finalidad de que la Junta Directiva de ese organismo pueda diseñar, implementar y evaluar un conjunto de políticas públicas y programas sociales que vinculen a los jóvenes en edad de trabajar con el aprendizaje de arte, deporte y oficios.

para generar dinámicas escolares extra oficiales donde sean ellos mismos con los empleadores, quienes se organicen para tal efecto, a fin de que tengan un trabajo digno y socialmente útil, al tomar en consideración la composición multicultural de la nación. apuntó.

En nuestro País el 80 por ciento de los jóvenes que están laborando, no cuentan con contrato laboral y cerca de 47 por ciento de ellos no tiene prestaciones laborales.
Aunado a esta problemática, dijo, existen jóvenes que trabajan en vez de estudiar, hay algunos que no realizan ninguna de las dos funciones y en el peor de los escenarios forman parte del crimen organizado.

En este sentido, la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) 2012 y 2013, señala que aproximadamente una tercera parte de los delitos, fueron cometidos por jóvenes menores de 25 años.

Destacó que lamentablemente la participación de personas jóvenes en pandillas se debe a factores como la pobreza, exclusión, marginalidad, abandono familiar y represión policial; estas condiciones, agregó, influyen para que las personas jóvenes se integren en bandas delincuenciales y utilicen la violencia como un medio de socialización.

Es claro que no se lleva a cabo una adecuada política educativa y mucho menos laboral, pues es incomprensible que los jóvenes en México abandonen la escuela por falta de recursos y se integren a la vida laboral con un sueldo miserable y con pésimas condiciones laborales”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *