REPRUEBA MOVIMIENTO CIUDADANO ACTUAR DEL 911 EN AGS

 

En enero 9 de éste año, inició operaciones la nueva línea de emergencia 911 en la Ciudad de Aguascalientes y en otras 15 entidades. Recordando que esta nueva modalidad del número entró en vigor durante octubre del 2016 en otros estados. La finalidad era clara: facilitar la marcación ante una situación de emergencia, ya que es un número más fácil de recordar. Y los antiguos números seguirían funcionando, el cambio sería paulatino, recordó el Coordinador Operativo de Movimiento Ciudadano en la entidad Jaime Duran Padilla.

A casi cinco meses de esto que les comento, en Movimiento Ciudadano cuestionaron: “¿Qué pasó con las llamadas telefónicas georeferenciadas en donde sería posible identificar la ubicación y así visualizar cuál es la unidad de seguridad, médica o de protección civil más próxima para brindar un pronto auxilio?, ¿Qué pasó con el número que atendería emergencias médicas, de seguridad, protección civil o de bomberos en auxilio de la población que lo requiera?”.

Tras poner en marcha de manera oficial el número de emergencia 911 en el estado de Aguascalientes, el gobernador Martín Orozco Sandoval entregó patrullas a policías de varios municipios y equipamiento a diversas corporaciones por 31 millones de pesos, se remembro.

Sin embargo, el sentir de la ciudadanía señalo el líder naranja, dista mucho de las declaraciones vertidas por las autoridades. Testimonios de cientos de personas dejan en claro, que simplemente hasta el momento no ha funcionado por lo menos en el Estado de Aguascalientes. “Nunca contestan”, “Dejan la llamada en espera y se tardan mucho”, “la policía nunca llega”, menciono algunas de las quejas más frecuentes de los ciudadanos.

El problema es serio, recrimino, ya que la delincuencia está al alza, siendo el robo a casa habitación el que presenta un importante crecimiento, en marzo fueron 262 y en abril sólo 222, así como robos a vehículos 208 y 12 violaciones registradas en marzo mientras que en abril se presentaron 216 y 16 respectivamente; según lo da a conocer información publicada por la organización Semáforo Delictivo, dijo Duran.

Además entre enero y abril del año en curso ocurrieron en Aguascalientes 73 homicidios, de los cuales 16 fueron dolosos y 57 culposos; se denunciaron tres secuestros y 28 casos de extorsión.
Lo anterior con base en los reportes dados a conocer por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSPP), agrego.

“Como podemos ver la realidad y expresión ciudadana, los aumentos en los robos por violencia en vivienda, negocios y de autos, se genera malestar y descontento en todos los sectores de la población. Pues no se le ve firmeza, por parte de la autoridad, se anuncian diversos operativos y planes de acción, pero todo queda en discurso, no hay reacción ni acción que saque adelante una sola estrategia que nos de tranquilidad a la población”, reclamo.

Mientras que advirtió “Todos los sectores como el estudiantil, el obrero, empresarial, estamos preocupados por el incremento de la delincuencia, no queremos un Aguascalientes igual de peligroso que otros estados, y que ponga en riesgo la estabilidad laboral y educativa. Necesitamos que se pongan las pilas y que los ciudadanos nos sentimos seguros. Urge castigar con mano dura y mayor severidad a quienes cometen delitos y más duro a quienes reinciden, pues ya que los delincuentes salen con gran facilidad a las calles y no les cuesta el menor trabajo volver a robar”.

Y por si fuera poco aunque Aguascalientes no está catalogado como una entidad en conflicto, ya no es considerado entre los estados más pacíficos del país de acuerdo al Índice de Paz en México 2017; la medición de la paz nacional ubica a la entidad en el lugar número once con clasificación amarilla, lo delicado del tema es que tampoco se encuentra entre los cinco estados que muestren mejoras en sus índices de paz en comparación con años anteriores revelan los resultados de los estudios. Los estados con mayor paz de acuerdo con el índice son; Yucatán, Nayarit, Tlaxcala, Hidalgo y Coahuila, reclamo.

“Y gran parte del incremento en las cifras de delitos es atribuible a la falta de respuesta oportuna y buena atención del 911, lo cual desde luego que saben y han aprovechado los delincuentes”.

“Sus argumentos para rehuir su falta de respuesta suenan a pretexto, pero lo que sí es una realidad tangible es que llamar al 911 en busca de cualquier ayuda es igual a esperar una estrella fugaz y pedirle un deseo o esperar un milagro de la Rosa de Guadalupe”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *