NO MÁS BOLSAS DE PLÁSTICO EN AGUASCALIENTES: TERE JIMÉNEZ

 

La Administración de la alcaldesa Tere Jiménez promueve acciones responsables para convertir a Aguascalientes en una Ciudad Verde. En Sesión Ordinaria de Cabildo se aprobó por unanimidad el Reglamento de Protección  al Medio Ambiente y Manejo de Áreas Verdes del Municipio, que como una de sus principales medidas eliminará el uso de popotes, bolsas de plástico y desechables como el unicel, entre otros, en establecimientos de la capital.

 Tere Jiménez mencionó que el objetivo es actuar de manera preventiva para evitar a futuro problemáticas que no se puedan corregir y que deterioren la calidad de vida de la ciudadanía. Para ello se promueve la preservación y restauración del equilibrio ecológico.

 El promovente de la iniciativa, el Regidor Miguel Romo Reynoso explicó que el Reglamento comprende medidas ambientales para el rescate y conservación de usos de suelo, de recuperación y creación de espacios públicos, manejo adecuado del agua y de residuos sólidos, mejora de la calidad del aire y acciones ante el cambio climático.

 El Edil comentó que previo a la prohibición de los desechables se hará una intensa campaña de difusión por parte de las Secretarías de Comunicación  Social y de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable para generar conciencia en la ciudadanía y que adopte esta nueva cultura de cuidado ambiental, que es urgente pues estos materiales contaminan el subsuelo, saturan el relleno sanitario y llegan hasta el mar provocando un grave daño ambiental.

Indicó que el reglamento contempla la utilización en todo caso de bolsas y popotes hechos con fibras naturales que se degradan al 100 por ciento y añadió que organismos como la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC) o la Asociación de Comerciantes del Centro (ACOCEN) respaldan la medida.

 Con respecto al tema de las áreas naturales protegidas, Miguel Romo expresó que con este Reglamento se creará un blindaje que les resguarde por un periodo de 20 años sin que sea susceptible a análisis o cambios.

 El Reglamento también fomentará en áreas verdes del municipio el uso de especies nativas como el mezquite y el huizache, y además promueve la figura de los “árboles patrimoniales” con la que se protegerá a aquellos reconocidos por su antigüedad.

El reglamento también contempla sanciones mucho más elevadas en los casos de tala de árboles, que pudieran alcanzar hasta los 80 mil pesos de acuerdo a las especificaciones de cada caso, según lo determine la SEMADESU.

 “Si bien había materia en nuestro Código no había un reglamento que normara todas las actividades, que le diera todas las facultades a la SEMADESU para ser la Secretaría rectora y poder poner sanciones, por ejemplo, en el tema de los árboles, y esto no es con motivo recaudatorio, es básicamente que la gente le tenga respeto, conserve los árboles y más cuando tienen un valor histórico, paisajístico, por su especie, que la gente los haga suyos y que talarlos lleve una consecuencia mayor”, dijo Miguel Romo Reynoso.

 

Además, se va a generar a través de la SEMADESU un programa Municipal para atención del Cambio Climático y crear un plan para reducir en todos los servicios públicos emisiones contaminantes que dañen la capa de ozono.

 

            En otro punto del orden del día  en un hecho sin precedentes y en apego a este compromiso ambiental de la alcaldesa Tere Jiménez fue aprobado por unanimidad el proyecto a través del cual se comenzará el proceso para declarar como Área Natural Protegida una extensión superior a las 115 hectáreas de la zona conocida como Bosque de Cobos, al sureste de la capital. Era vital promover esta iniciativa, pues este lugar presenta un gran patrimonio histórico y natural, y cuenta con vestigios de civilizaciones antiguas reconocidas incluso por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), además de flora y fauna de importancia para la región.

 

En el mismo sentido se aprobó por mayoría de votos el proyecto que da inicio a los trámites para  iniciar con la declaratoria de Área Natural Protegida una extensión superior a las 16 hectáreas de “La Pona”, uno de los pulmones naturales más importantes en la ciudad y que alberga especies nativas de Aguascalientes. Contempla incluir dentro del área protegida el parque “La Pona”.

 

Con el voto a favor por mayoría de los integrantes del Ayuntamiento, se aprobó la firma de un Convenio de Colaboración para fortalecer y apoyar programas de bienestar en animales de compañía, que celebrarán el Municipio de Aguascalientes y Asociaciones Civiles. Este acuerdo promoverá el programa “Adopta un Perrito” que permitirá a la ciudadanía la adopción de perros y gatos que se encuentran en resguardo del Departamento de Salud y Bienestar Animal a través de las Asociaciones y con ello se disminuirán los sacrificios y problemas de salud pública, impulsando además la concientización de dueños responsables de mascotas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *