INSTALÓ LA SEDESO 586 HUERTOS FAMILIARES EN EL ESTADO DURANTE EL 2018

 

El titular de la Secretaría de Desarrollo Social del Estado (Sedeso), Julio César Medina Delgado, informó que la dependencia a su cargo, durante el presente año instaló 586 huertos familiares, a través del programa Nutrición con Valor en su vertiente de Cosechando Juntos, beneficiando con ello a más de mil 400 personas vulnerables en el Estado.

 

Comentó que los huertos familiares son una alternativa para obtener alimentos saludables y a bajo costo para la población, ya que se pueden cultivar hortalizas, frutas, verduras y plantas medicinales durante todo el año.

 

El funcionario estatal mencionó que las personas beneficiadas con la instalación del huerto familiar reciben un kit de herramientas, rollo de malla, un paquete de semillas con 12 sobres y sacos de abono, para lo cual la Sedeso aplicó una inversión superior a los 322 mil pesos en la adquisición de insumos y material.

 

Explicó que la dinámica de operación de la vertiente Cosechando Juntos se basa en la capacitación teórica y práctica en la que participan los beneficiarios del programa, quienes además son instruidos en los temas de nutrición, composición de alimentos altos en azúcar/grasas, costos y consecuencias de alimentos industrializados, enfermedades en su etapa de vida y elaboraron una conserva de verduras y/o deshidratados de frutas y recetas saludables.

 

Señaló que durante 2018 se promovió el programa de huertos familiares en los 11 municipios del Estado, lo que permitió que muchas familias que vivían  en situación de desventaja socioeconómica tuvieran acceso a una huerta donde pudieran cultivar sus comestibles  y de esta manera tener una alimentación de calidad, suficiente y nutritiva.

 

Finalmente, el secretario de Desarrollo Social subrayó que de esta manera el Gobierno del Estado a través de la Sedeso, genera una cultura de autoconsumo entre los sectores más necesitados y emprende programas y acciones que favorezcan los niveles de bienestar de las familias hidrocálidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *