ARRANCA FESTIVAL FEMINISTA EN AGS.

 

Da inicio el Primer Festival Feminista en Aguascalientes con una respuesta positiva tanto en las mujeres como en hombres interesados en conocer el feminismo desde la perspectiva de mujeres con experiencias en salud, arte, y activismo por los derechos humanos.

Por la mañana Dahlia de la Cerda compartió su experiencia en el movimiento Morras Help Morras sobre el aborto informado y la des-estigmatización de este proceso que, desde su perspectiva, tiene que ser legal tomando en cuenta que la maternidad debe ser por decisión, no por imposición.

Por la tarde las activistas Susan Muñoz y Eva Cabrera, ambas representantes de la Red Mexicana de Mujeres Trans, compartieron sus procesos de transición legal para lograr su identidad de género sin necesidad de un juicio de amparo en Aguascalientes, además de puntualizar la complicada labor de las mujeres trans en movimiento feminista a causa de la falta de aceptación de grupos feministas radicales.

“Nos discriminan en cualquier servicio público y en el hogar, esto acarrea que no podamos tener una buena aceptación en lo académico, lo social y lo económico, lo que causa que la mayoría de las chicas terminen ejerciendo trabajo sexual y ser violentadas”, esto al no tener acceso a los servicios básicos, principalmente en la salud y en la seguridad pública.

Desde la Red Mexicana de Mujeres Trans se inició la lucha para que no sólo en la Ciudad de México se pudiera realizar el cambio de identidad sexogenérica, recordándose que la Suprema Corte de Justicia de la Nación emitió una jurisprudencia para que los estados legislen para hacerlo un proceso administrativo común y no un largo proceso legal; sin embargo por el machismo y la cerrazón de las autoridades, la iniciativa creada en conjunto con la Comisión Estatal de Derechos Humanos no avanzó ​quedando en la congeladora legislativa.

Por ahora en Aguascalientes los procesos deben ser por juicios de rectificación de acta; los primeros duraron 1 año 2 meses (Eva Cabrera y Susan Muñoz), “fuimos violentadas porque se nos pedía estudios con endocrinólogos y hasta el cambio de genitales, eso es ilógico porque no debe ser un requisito puesto que se trata de identidad”.

Se puntualizó la ausencia de endocrinólogos especialistas en personas trans en el estado, teniendo que pagar hasta más de mil pesos para que se le expidieran los estudios médicos que le exigían en el Registro Civil.

Ahora los procesos son más cortos al haberse disminuido la cantidad de requisitos. Hasta el momento van 8 casos de cambio de identidad (sólo 3 han sido públicos) y se sumarán otros 6 de hombres y mujeres de la capital en próximos meses.

Eva Cabrera compartió su largo camino contra la discriminación que vivió desde que tomó la decisión de iniciar su transición de identidad, a los 17 años cuando estudiaba el bachillerato sufrió de tanta violencia que terminó por darse de baja y estudiar en un sistema para adultos. “Me di de baja al final porque no me dejaban ni entrar al baño. Yo tenía 17 años y no sabía cómo defenderme”, poco a poco encontró en su camino a amistades que le ayudaron a defenderse y lograr un trabajo digno representando siempre la lucha por la igualdad de oportunidades.

“Una vez que reconoces que la idea de ser mujer está basada en estereotipos y caes jugando el juego de un contexto. De ahí comienza el agenciamiento que es una apropiación, como una capacidad personal de asumir de una manera activa un discurso que vamos a poner en práctica de una forma más respetuosa, porque tiene que ver con la cotidianeidad”, detalló frente a una veintena de mujeres y algunos varones presentes en el festival.

Finalmente se tuvo un conversatorio sobre maternidad, parto humanizado y derechos de nacimiento por la enfermera Jessica Robledo Santillán así como la psicóloga

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *